Historia de dos ciudades

Teniendo en cuenta que se acaba el año y, con él, el 150 aniversario de la novela de Dickens, me ha parecido un buen momento para dedicarle a esta obra una entrada en el blog:

La verdad es que siempre me atrajo la misma forma en que está narrada la historia, con todo ese juego de espejos representado en los dobles destinos y los personajes dobles (doppelgängers casi), y que la dota de toda una atmósfera de premonición que no se limita a unas pocas escenas, como las de los pasos del destino que dice escuchar Lucie Manette en más de una ocasión... Y es que contínuamente tenemos la comparación entre las dos ciudades: París y Londres; las dos épocas: finales del s. XVIII y mediados del s. XIX; los dobles destinos: el del dr. Manette y Charles Darnay, así como dos formas de tejerlo: el hilo de oro de Lucie y la calceta sin fin de Madame Defarge. Vemos también pasar ante nuestros ojos a toda una galería de personajes con su doble físico: los marqueses de St. Evrémonde, hermanos gemelos; Jerry Cruncher y Jerry Cruncher, padre e hijo; Lucie y la pequeña Lucie; y, sobre todo, Charles Darnay y Sydney Carton. A todo esto hay que sumar el tema central de la novela: devuelto a la vida.

Cuidando la apariencia del blog (detalles sobre Netiqueta)

Quizás porque el año se acaba, me ha parecido interesante escribir una pequeña entrada que resumiera algunos detalles aprendidos durante estos primeros meses de vida de Bajo un Sol errante. No pretendo hacer un repaso exhaustivo de todo lo escrito sobre netiqueta en la red, sino más bien nombrar aquello que normalmente se pasa por alto y que, mayoritariamente, tiene que ver con la apariencia del blog. Más allá de vigilar la corrección en la escritura, ¿qué hay? Pues, por ejemplo:

Mariposas de aceite en el árbol de las brujas

More about EL ARBOL DE LAS BRUJAS-Oh, qué estraño, qué cosa tan rara -murmuró Tom.
-¿Qué? -le dijo Ralph, junto a él.
-Allá, en Illinois, hemos olvidado de qué se trata. Quiero decir los muertos, allá en nuestro pueblo, esta noche, diantre, nadie piensa en ellos. Eso sí que puede llamarse soledad.
Eso es verdaderamente triste. Mientras que aquí, bueno... Es alegre y triste al mismo tiempo. Aquí en la plaza todo son petardos y esqueletos de juguete, y allá arriba en el cementerio todos los mexicanos muertos reciben las visitas de los parientes, y flores y velas y cantos y dulces. Quiero decir que es casi como el Día de Gracias, ¿no? Y todos se sientan a comer, pero sólo la mitad puede comer, pero eso no tiene importancia, están allí. Es como tomarse de las manos en una sesión de espiritismo, sólo que algunos de los amigos ya no están. Oh, diantre, Ralph.
-Sí, sí -dijo Ralph, asintiendo detrás de su máscara -. Diantre.

El regalo de Ponyo

El pasado 28 de octubre salió en DVD Ponyo en el acantilado y, con él, conocí la noticia de que Aurum sacaría también en DVD el resto de películas de Studio Ghibli, que los aficionados llevamos tanto tiempo esperando, a lo largo de 2009 / 2010. ¡Ya era hora! Como extra, además, Mi vecino Totoro está ya en los cines en VOSE, así que intentaré aprovechar la ocasión, que es algo que no ocurre todos los días :). Ha salido con muy poquitas copias, pero con voluntad de abarcar la mayor parte del territorio, y se agradece el esfuerzo.

La banda sonora de nuestras vidas: Infancia (II)

Los días se acortan y los recuerdos vuelven para ejercer su función de raro refugio. En esta ocasión, se podría decir a la vez que no son nada especial y que sí lo son: forman parte de la inmensa mayoría. En esta ocasión, digo, el recuerdo llega en forma de vídeo y música: Moonlight Shadow de Mike Oldfield y Take On Me de A-ha. La noticia de la disolución de este grupo lo ha avivado en gran medida y, por una curiosa conexión, en mi memoria los dos temas, con sus respectivos videoclips, siempre aparecen juntos. Extrañas cerezas, sí, pero asociadas a muy buenos momentos.

No puedo resistirme a dejarlos también aquí:

Capitán Harlock



Cuando los mares de la Tierra se extinguieron, todos afirmaron que a la humanidad le había llegado su hora... Hubo, sin embargo, algunos que volvieron la vista al infinito mar que se abría sobre sus cabezas y, deplorando el camino que había tomado la humanidad, creyeron con inquebrantable fe en un nuevo y brillante futuro para los hombres... Fueron ellos quienes partieron entonces hacia ese nuevo mar infinito: el espacio.

La gente se mofó de estos hombres que, en una muestra de valor incomparable, se embarcaron en una nueva aventura. Les llamaron ilusos, y consideraron que estaban fuera de la ley por perseguir un sueño inalcanzable... Ésta es una historia de dicha época... Era el año 2977...

Gom jabbar


—¿Ves esto? —preguntó. Sacó de entre los pliegues de su ropa un cubo de metal verde que tenía alrededor de quince centímetros de lado. Lo hizo girar, y Paul vio que uno de sus lados estaba abierto...negro y extrañamente aterrador. Ninguna luz penetraba en su abierta oscuridad.
—Mete tu mano derecha en esta caja —dijo ella.
El miedo se apoderó de Paul. Retrocedió, pero la vieja mujer dijo:
—¿Es así como obedeces a tu madre?
Afrontó la mirada de sus brillantes ojos de pájaro.
Lentamente, consciente de las compulsiones que surgían de su interior y no podía rechazar, Paul metió su mano dentro de la caja. Al principio experimentó una sensación de frío a medida que la oscuridad se acercaba en torno a su mano, después sintió el contacto del liso metal en sus dedos y un hormigueo, como si su mano se adormeciera.

La princesa prometida

Esgrima. Lucha. Torturas. Venenos. Amor verdadero. Odio.

Venganzas. Gigantes. Cazadores. Hombres malos. Hombres buenos. Las damas más hermosas. Serpientes. Arañas. Bestias de todas clases y aspectos. Dolor. Muerte. Valientes. Cobardes. Forzudos. Persecuciones. Fugas. Mentiras. Verdades. Pasión. Milagros.

¿Os suena? Mucha gente conoce esta película; de hecho, se dice que es mítica, que poco a poco ha conseguido convertirse en un pequeño clásico...Y se puede afirmar que yo estoy de acuerdo. Pero, ¿hoy día podría suceder algo así? La película, así como la novela en la que se basa, es todo un homenaje a las novelas de aventuras de toda la vida, así como al cine, también de aventuras, de los años 50. Destila humor, ironía y nostalgia por los cuatro costados y, si hubiera que elegir una escena que resumiera el espíritu de la película y dar así un ejemplo a quien, por alguna extraña razón, no la haya visto esa sería la escena de Vizzini y el Enmascarado:

Una yurei en mi pasillo

Hace poco, una conversación sobre películas japonesas de terror me hizo recordar cierta pesadilla recurrente que me visitaba de niña... Como no soy aficionada al género propiamente dicho, la charla derivó hasta centrarse en la figura de los yurei (fantasmas japoneses); concretamente en los onryo, los fantasmas vengativos que se han hecho tan conocidos en los últimos años. Aunque no se sepa prácticamente nada sobre el tema, si alguien ve la figura de una mujer pálida, vestida de blanco, de extraños ojos sin pupila y, sobre todo, con una larga cabellera negra...seguro que le suena de algo. De hecho, seguro que nombra la película Ringu. Pues bien, sobre este tema, de alguna manera, yo también he cerrado un círculo.

Phileas Fogg y el Capitán Nemo

Si hicieran una encuesta sobre qué obras de Jules Verne son las preferidas por el gran público, creo que La vuelta al mundo en 80 días y 20.000 leguas de viaje submarino ganarían por goleada. No es de extrañar: las dos son grandes novelas de aventuras que continúan conservando todo su atractivo en la actualidad y que, además, han contado con numerosas adaptaciones al cine y en TV, algunas de las cuales son grandes clásicos del género.

La banda sonora de nuestras vidas: Infancia


Comoquiera que las cosas no acaban de salir bien, este verano está resultando ser de lo más melancólico. Fuera luce el Sol, hace calor y la luz lo impregna todo de una manera casi líquida pero, aun así, hay momentos en que no puedo evitar sentirme como en pleno otoño. Peor que en pleno otoño, porque al menos así podría aovillarme por las noches en la cama con los primeros fríos en compañía de una fina manta y sentir algo de calor reconfortante, en vez del natural bochorno estival que nos deja a todos sin fuerzas para nada. Es en momentos así que en ocasiones recurro a la música y a la memoria, a aquellas canciones que, muchas veces, se comportan casi como ciertos aromas, capaces de hacernos viajar en el tiempo hasta un lugar seguro que hace mucho que dejó de existir. Una de esas canciones, para mí, es el No me acostumbro de El Último de la Fila. Estos días no para de sonar en mi cabeza, intentando de alguna manera llevarme consigo hasta un lugar más grato... Sin duda mi mayor deseo es que, de alguna manera, lo consiga.

El món per un forat

Rescatan un gato del túnel del Metro

El felino, presumiblemente abandonado, llevaba días en las vías sin comida ni bebida y espera ahora que alguien lo adopte
Barcelona | 16/07/2009

La línea 1 del metro, concretamente la estación de Can Serra, en Hospitalet de Llobregat, vivió hace una semana un episodio digno de película, sobre todo de dibujos animados: el rescate de un gato de las vías. La operación se realizó el 9 de julio a partir de las 00.30, una vez finalizado el servició del metro y corrió a cargo de la Fundación Altarriba con la colaboración de TMB.

De Maeglin

De entre todos los personajes que aparecen en las obras de Tolkien, de entre todas las historias que tienen como escenario la Tierra Media, siempre me quedaré con Maeglin y con las extrañas circunstancias en las que nació, vivió y murió.

Quizás pueda sonar extraño, pero me apasiona como carácter. Por decirlo de alguna manera, se aparta en muchos aspectos de aquello a lo que Tolkien pareciera tenernos acostumbrados en materia de elfos y, también, nos deja algunas incógnitas sin resolver y algunos ecos de historias antiguas que avivan la imaginación.

Así, ya su nacimiento implica una historia poco usual: cómo Aredhel, la hermana del rey Turgon de Gondolin, la ciudad oculta, decide dejar su encierro y volver a recorrer los caminos en busca de sus primos, los hijos de Fëanor, con quienes compartió una gran amistad en Valinor. Por otro lado Eöl, llamado el Elfo Oscuro por su carácter taciturno, pariente del rey Thingol, ya hacía tiempo que había abandonado Doriath, siguiendo también un extraño deseo, y se había instalado en Nan Elmoth, donde los árboles eran tan altos que tapaban la luz del Sol pero donde se podía caminar bajo la luz de las estrellas, como antes de la llegada de Morgoth. La historia de esta pareja no podía ser más extraña, pues se mueve en muchos aspectos entre luces y sombras: Aredhel queda literalmente atrapada en los dominios de Eöl, aunque se dice que, al menos al principio, no estaba del todo descontenta con su nueva vida. Como puede verse, es una historia con muchos ecos de cuentos clásicos pero, aquí, el final no será feliz. Importante diferencia.

Cuando Juan y Tula fueron a Siritinga

Ah, Siritinga... Cuántos recuerdos. ¿De verdad que han pasado ya nueve años desde que lo emitieron? Pues parece que esté a un mundo de distancia. Y, sin embargo, ha dejado a muchos "siritingólogos y siritingófilos" sueltos por la Red ;). En aquella época todavía estudiaba y era fácil viajar hasta Siritinga por las tardes (o a la mañana siguiente, con la repetición) con el único equipaje de unos cascos. Sí, era fácil estar en otro lugar y fácil ocultarlo... Recuerdos de un tiempo feliz.

Ahora mi puerta a Siritinga se abre aquí.

El Corsario Negro

A veces hay historias que vuelven a nosotros años después casi por casualidad. Una de estas historias, para mí, es la del Ciclo de los Piratas de las Antillas, de Emilio Salgari. Gustándome como me gustaba de pequeña el cine de aventuras, cuando llegó la hora de los libros, fue imposible que pasara de largo ante algunos clásicos del género: así fue cómo di con El Corsario Negro.

El Corsario Negro era en realidad un noble italiano, Emilio di Roccanera, señor de Valpenta y de Ventimiglia, que había llegado a América junto a dos de sus hermanos, a los que se conocería como el Corsario Verde y el Corsario Rojo, para vengar la muerte del hermano mayor, caído en Flandes por la traición de un duque flamenco llamado Wan Guld. El villano de la novela era ahora gobernador de Maracaibo y había conseguido capturar y ejecutar ya a los dos hermanos menores cuando comienza la historia...Vamos, toda un clásico de aventuras de capa y espada que, si se leyó a la edad adecuada, es difícil de olvidar: los duelos, los abordajes, las tormentas, las expediciones a través de la selva (las explicaciones históricas y científicas que paran de golpe la acción son marca de la casa) y Carmaux y Wan Stiller, una pareja de secundarios de lujo. También me quedo con los detalles que se van descubriendo con los años: que Emilio di Roccanera es el alter ego de Emilio Salgari, que pudo ser marino y no fue, y que incluso Honorata de Wan Guld es una especie de homenaje a un antiguo amor...

Baobab

¿Quién no ha soñado de niño con este árbol? Es imposible resistirse a su aspecto, no se sabe bien si surgen de la tierra o de los sueños pero sus ramas siempre parecen querer hablar. Un libro tiene la culpa de que los descubriera y no, no fue El Principito. Al contrario que la mayoría de los niños conocí al baobab a través de un libro que no era ni de lejos para niños: Raíces, de Alex Haley.

Rg Veda

Seis estrellas descenderán...

Astros de las sombras que se alzarán
contra los cielos. Antes de que los hilos
del destino se enlacen, acogerás a una criatura
en tu seno, como dicta el linaje
ya extinto. Ignora qué es el bien y qué es
el mal, pero en sus manos gira la rueda
del destino que aguarda al
reino celestial.

Seis estrellas se reunirán y
será el fin del reinado del Cielo.

Pero una de ellas caerá en las sombras.
Alguien gobernará la órbita de las estrellas 
oscuras y celestiales, mas no alcanzo a
discernir quién. La llama encarnada de tu
espíritu arrasará el mal del universo.
Seis estrellas reunidas lo dominarán
todo. Nada podrá detenerlas.
Y entonces...

Destruiréis los Cielos

Durmientes

Llevaba tres días huyendo de la jauría. Durante ese tiempo, no había parado más que unas pocas veces para poder recuperar el aliento. Pero ahora no sabía qué hacer. Tras él, se extendía el miedo y, ante él, lo desconocido. Extrañas ruinas se alzaban aún desafiantes entre los árboles, y un pensamiento curiosamente lúcido cruzó como un rayo el cielo de su mente: “no importa el tiempo que aún resistan. Finalmente, desaparecerán”.

Las flechas de Anteros

En la mitología griega Anteros es la personificación del amor correspondido y la pasión, vengador del amor no correspondido. Es hijo de Afrodita y Ares. Se cuenta en una leyenda que Eros, el dios del amor, no crecía. Su madre, la diosa Afrodita, se sorprendió, así que fue a consultar al oráculo de Temis, que le respondió:

El amor no puede crecer sin pasión.

Afrodita siguió sin entender esta respuesta hasta que nació su otro hijo Anteros y lo dio a su hermano Eros, que estaba solo, como compañero de juegos.

Educando a Rita

La casualidad nos lleva algunas veces a encontrar pequeñas joyas que permanecen ocultas a los ojos de la mayoría. Esto mismo me ocurrió a mí con Educando a Rita: una tranquila sesión de tarde de una cadena local se convirtió, contra todo pronóstico, en todo un descubrimiento.

Esta película de 1983, basada en la obra de teatro del mismo título, se presenta bajo la forma de una nueva versión de Pigmalión. Aunque, conforme se va desarrollando la acción, veremos que hay mucho más bajo la superficie. Así, al principio, se nos presenta a Susan White (Julie Walters), peluquera de profesión, que decide matricularse en un curso de literatura de la Universidad Abierta y que prefiere que la llamen Rita (por Rita Mae Brown). Allí tendrá como tutor a Frank Bryant (Michael Caine), un profesor atípico que se preocupará por que Rita encuentre su propia voz, más allá de simplemente cumplir con los formalismos.

Un nuevo comienzo...

No pretendo enseñar nada a nadie con este blog. De hecho, podría ser un diario como los de antes: papel y tinta y un cajón que lo guardara de miradas indiscretas. Pero eso ya no importa. En internet, un nick es nuestro cajón y el blog puede soportar más recuerdos que el papel y la tinta en solitario: fotografías, música, vídeos....Por no hablar de la caligrafía....

Quizás, incluso, a alguien le interese algún detalle de lo que llegue a escribir, o se emocione rememorando algún recuerdo o experiencia similares a los aquí se puedan relatar en el futuro. ¿Quién sabe? Quizás hasta sea útil. Muy probablemente esté siempre a mano. De todas formas, no hay ninguna intención concreta en ésto. Solamente, la necesidad de escribir unas líneas de vez en cuando. Le puede pasar a cualquiera.

Se ha producido un error en este gadget.