La fuga de Logan

Sí, yo también tengo mi puntito de treintañera nostálgica, qué le vamos a hacer, nadie es perfecto y formo parte de la plaga. Es por eso que, de tarde en tarde, me da por recordar películas y series que ya nadie (más allá de la plaga, se entiende) ve o recuerda. Una de estas películas es La fuga de Logan (Logan's run, Michael Anderson 1976) una película de ciencia ficción distópica, protagonizada por Michael York, Richard Jordan, Jenny Agutter y Peter Ustinov. Basada en la novela homónima de William F. Nolan y George Clayton Johnson (que un día de estos caerá). Un clásico palomitero y setentero, con todo lo que eso conlleva, para bien y para mal, con efectos especiales anteriores a Star Wars y en el que también tenía papel Farrah Fawcett. Para que se hagan una idea los que no la hayan visto nunca.
La acción transcurre en 2274, una catástrofe ha diezmado la vida en la Tierra y algunos supervivientes viven en una ciudad cubierta por una cúpula gigantesca, construida por sus antepasados en las cercanías de la ex capital de Estados Unidos, que los mantiene aislados del mundo exterior. El mantenimiento de la vida está a cargo de computadoras, y los habitantes viven una vida dedicada al ocio y el placer. Para mantener estable el número de habitantes, la reproducción se realiza por clonación, pero la longevidad está limitada a los 30 años de vida. Llegada dicha edad, hay que someterse a una ceremonia semirreligiosa llamada el Carrusel, en la cual hay que lanzarse al vacío de un anfiteatro, en el cual se desaparece flotando en el aire, entre las aclamaciones de los otros habitantes más jóvenes. En el Carrusel, existe la esperanza del Renacimiento, una creencia en que si un ciudadano ha obedecido las leyes, se reencarnará en un clon que le sustituye. Si alguien desobedece, por el contrario, se considera que "desaparece para siempre".
Para poder llevar un control exhaustivo de la edad de los ciudadanos, a cada individuo se le implanta al nacer un dispositivo en la palma de la mano que vira de color al llegar a los fatídicos 30. Esto hace virtualmente imposible escapar a la ceremonia del Carrusel. Sin embargo, hay quien no se resigna y trata de huir. Para dar caza a estos fugitivos, existe un cuerpo de policía especial, los Vigilantes. Entre ellos se encuentran Logan 5 (Michael York) y Francis 7 (Richard Jordan). 

Aquí entran en escena dos imágenes de la película que casi han llegado al nivel de icónicas, aunque por distintas razones: por un lado, el dispositivo que marca la edad ha tenido su éxito, siendo parodiado y nombrado en no pocas situaciones (¿por qué será?) mientras que la escena de la ceremonia del Carrusel... Digamos que ha quedado demasiado setentera para ser tomada en serio. ;)

A Logan 5 se le encarga la misión de infiltrarse en la red de fugitivos y destruir el lugar al que supuestamente huyen, Santuario. Para dar mayor credibilidad a su historia, se hace envejer su dispositivo de edad, que empieza a marcar los 30 cosa que, como podéis imaginar, no le hace ni pizca de gracia y termina convertido en un fugitivo real, que no fingido. Comienza así su huida acompañado de Jessica 6, una de las fugitivas originales, y perseguido por su antiguo compañero y amigo Francis 7. Al conseguir escapar, ven por primera vez en sus vidas a un anciano, Peter Ustinov, y llegan a conocer de él lo ocurrido realmente.

No sé si es porque a pesar de todo no deja de ser una película que trata uno de los grandes temas, un tempus fugit en el que además se unen las limitaciones que las sociedades imponen a los individuos para disponer libremente de él, mezclado con un envoltorio de puro entretenimiento y con una estética muy de la época. Todo esto crea un producto curioso pero ya pasado. Una película de la que siempre se habla de eterno posible remake, como con todas últimamente, me temo pero que, a la vez, también se la cataloga como solo para nostálgicos. Quizás sea ya solo apta para aquellos que no desean someterse al Carrusel. ;)

4 comentarios:

  1. La vi hace poco en uno de los canales del Digital plus....y realmente que me llamó la atención la escena del carrousel y de como aplaudía la gente cuando los "viejitos" eran pasados a otra vida...la gente no lo consideraba morir...en realidad tampoco se imaginaban que era eso...y por eso lo aceptaban, pero otros, como en todo, se resistían al cambio y a desaparecer...quizás algún día se animen a hacer algo con mejores efectos especiales....besooosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marita, pensaba que ya no reponían estas películas... De hecho, creo que ya no recordaba la última vez que la vi en la tele y no en video. Alegría que me das. :)

      El carrusel es una de las escenas más impactantes; bueno, creada con ese fin pero también muy criticada por ser excesivamente kitsch a ojos actuales.

      Es la eterna candidata a remake, hay quien dice que para qué si ya tiene remake "oficioso": La isla. Si te digo la verdad, es cierto que esa película bebe de mucho de La fuga de Logan.

      Besos.

      Eliminar
  2. Pues yo me la perdí, soy poca para el cine y la tele, aunque si ubico, a la mujer bionica, guahh, que a los 30 años, tienes que entrar al Carrusel, creo que daría un vacio existencial, saber que días me quedan, si es que no me voy de fugitivo, como el tema central de la pelicula que nos cuentas. Miles de abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Regina, ¡La mujer biónica! Sí, yo también veía esa serie, incluso sale en alguna entrada del blog... Tengo que hacer más posts de estos, que hacía mucho que no sacaba ninguno. :)

      La verdad es que en la película muchos no se resistían porque ni siquiera se paraban a pensarlo, los que sí se ven como una minoría. Como cuando Jessica le pregunta a Logan si conoce a alguien que haya "renacido", como se promete en el Carrusel. Digamos que ahí empieza también a cuestionarse las cosas.

      Besos.

      Eliminar

Se ha producido un error en este gadget.