Con derecho a queja

Seamos sinceros, para poder quejarse de cualquier cosa, es necesario que la tal cosa sea poca cosa.

Esto que parece un trabalenguas no es más que uno de esos convencionalismos que tan mal llevo: si a uno le pasa cualquier tontería es libre de contarla a diestro y siniestro. De hecho, lo más probable es que en poco tiempo esté rodeado de más o menos público que le jalee. Si la cosa es de importancia... Pues nada, habrá que apretar los dientes y hacer creer al respetable que eso es una sonrisa.

¿Y si alquien osa llevar la contraria? Pues entonces será recriminado por los que saben, es decir, por los que se quejan de nimiedades, de que debe animarse y aguantar, que dejarse llevar por los problemas no es nada bueno y que, en fin, se cuide, se distraiga, etc. Siempre se. Es decir, en solitario. No vaya a pensar nadie que están ahí para ayudar. Ah no, no. Que cada palo aguante su vela.

Porque con esta gente rara que siempre le están pasando cosas mejor pasar de largo, ¿no? Seguro que es por algo, las cosas no pasan porque sí. Aunque a veces sí pasan porque sí, pero mejor no trastornar a estas mentes de algodón con hecho reales, ellos viven flotando en una nube y están muy bien ahí. Bueno, eso por no hablar de que cuando se les lleva la contraria se ponen un poco difíciles, ¿verdad?

Pero la realidad es tozuda y se muestra, por mucho que se intente que no sea demasiado a las claras y, entonces, ¿qué? Pues entonces se hace lo que se puede, de todo menos hacer como que no existe o que uno se lo buscó. Porque, ¿sabéis? Hay actitudes que aunque parezcan inocentes y despreocupadas no lo son tanto. Y si no, quedaos por aquí diez minutos más... y veréis lo que pueden llegar a dar de sí:

6 comentarios:

  1. nada más triste que un triste ¿no?

    Gracias por el vídeo

    ResponderEliminar
  2. @Pilar, es que ni tanto ni tan calvo. Ni hundirse en la miseria ni mirar para otro lado. :p

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Olvido,

    le he cambiao el nombre al blog, ahora se llama "Comunica y Construye", por si te apetece cambiarle el nombre al enlace de tu sidebar...excelente post...como siempre en tu linea...

    besos,

    r.-

    ResponderEliminar
  4. @r, eso se remedia ahora mismo. :)

    Así que de cambios, ¿eh? Estaremos atentos... ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Yo soy uno de esos que aprietan los dientes hasta con las cosas mínimas. Todo adentro, todo, nada afuera. Ya sé que está mal, pero ya es parte de la naturaleza de uno, cierto?.
    En fin, me gustó mucho esto que escribiste, Olvido, porque me identifico.

    Un abrazo árbol.

    ResponderEliminar
  6. @Hidrargirista, es que es un tema que puede dar para mucho.

    Reconozco que yo también tengo tendencia a mostrar poco, pero una cosa es lo que uno elija o el carácter que se tenga y otra ... Bueno, esto. O se está poniendo de moda o yo me estoy volviendo especialmente sensible a estos temas.

    Un abrazo de hiedra (Hedera helix, por supuesto).

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.