Aquellas heroínas de televisión

Hoy toca echar la vista atrás; me voy a detener un poco en recordar algunas protagonistas de series de televisión que han quedado en mi memoria y que me hicieron pasar muchas buenas tardes en su momento, heroínas pulp que se movían en un mundo de aventuras y ciencia-ficción.

La primera de ellas es la coronel Wilma Deering, personaje de la serie Buck Rogers en el siglo XXV. Una versión para televisión del clásico cómic de los años 30 que constó de dos temporadas (años 1979 a 1981). La historia es conocida: Buck Rogers, astronauta de finales del siglo XX, sufre un accidente durante una misión espacial y queda en estado de hibernación, siendo rescatado por casualidad ya en el siglo XXV, por lo que tendrá que adaptarse a la nueva sociedad del futuro, donde conocerá a Wilma, interpretada por Erin Gray, y al resto de personajes que entrarán a formar parte de su vida. Deering es una compañera a la par del héroe, que tendrá que ponerle al día. :) Las dos temporadas de la serie son curiosas: la primera se aprovecha de la moda Star Wars de la época, y abundan los androides y las batallas espaciales; la segunda bebe directamente de Star Trek, y los protagonistas se embarcan en una misión de exploración de nuevos mundos. Curiosa forma de cerrar un círculo, porque si se cuenta que una de las fuentes de inspiración de Gene Roddenberry para crear Star Trek fue el cómic original de Buck Rogers, esta adaptación se inspira directamente en la serie de los 60. Cosas de la tele. La estética disco de la época le da una ambientación que a mí me sigue pareciendo hasta cierto punto atractiva. Vamos, que sigue consiguiendo hacer pasar buenos ratos. ;)

La segunda protagonista tenía serie propia; eso sí, era un spin-off de El hombre de los seis millones de dólares. Se trata, pues, de Jaime Sommers, interpretada por Lindsay Wagner, más conocida como La mujer biónica. Esta serie de los 70 narra las aventuras de una heroína a la que, tras sufrir un accidente de paracaidismo, se le reemplazan algunas partes del cuerpo por los llamados componentes biónicos: las piernas, el brazo derecho y uno de los oídos, lo que le otorga nuevas facultades. Vamos, un cyborg en pleno siglo XX. ;) A pesar de todo, y aunque la trama a veces se enredaba más que un culebrón, Jaime llevaba la mayoría de las veces una vida más o menos normal como profesora, sólo que de vez en cuando hacía algún trabajo para la OSI. Otra serie para las tardes. ;)

Para acabar este minirepaso, creo que no podía faltar la teniente Uhura, interpretada por Michelle Nichols, de Star Trek. Me temo que sin ella cualquier ranking, recuento, memoria o como se le quiera llamar de heroínas televisivas queda cojo. La oficial de comunicaciones del Enterprise siempre estaba ahí y, aunque parezca que no con el paso de los años, su presencia se sigue notando. ¿O es que a alguien, de la época que sea y que haya visto la serie, le pasó desapercibida? Se puede ver cómo su protagonismo aumentaba con cada temporada, ¿qué podría añadir yo que no hayan contado ya otros? Así que creo que voy a dejar este repaso aquí con una pregunta, ¿a cuántas añadiríais vosotros? Pensadlo. ;)

2 comentarios:

  1. Hola Olvido,

    no me cansaré de decir que tu blog es de los más bonitos de la web, excelente post,...espero que le hayas echado comida a los peces, seguro que sí, los veo con buen aspecto...

    ;)

    r.r.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Rafa :).

    Es que los peces y Pereza me hacen mucha compañía y se portan muy bien XD.

    A veces me da por mirar hacia atrás y me salen entradas de este tipo, me alegro de que haya más personas a las que también les guste.

    Bienvenido de nuevo.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.