¿Nunca mires atrás? Las novelas de Sabatini

A todos nos ha pasado alguna vez que, en algún momento, hemos guardado muy buen recuerdo de algo y, al  volver a ver aquello que tanto nos emocionó años después, descubrimos que la memoria nos ha traicionado y que no era tan maravilloso o genial o que, sencillamente, nosotros ya no somos los mismos y nuestros gustos, intereses y forma de ver el mundo han cambiado... Pues bien, estas experiencias que nos enseñan que el pasado pasado está también se pueden volver en nuestra contra cuando nos impiden, o nos hacen tener un excesivo respeto por, volver a abordar algo o a retomar algún tema. Como dije al principio, a todos nos pasa; y en todos los ámbitos de la vida. Pero, como no voy a tratar ningún gran tema, quizás sea bueno que ponga un ejemplo menor pero curioso: esto mismo me viene pasando desde hace un tiempo con las novelas de Rafael Sabatini.

La culpa la tiene el cine: dos de las mejores películas de aventuras que recuerdo están basadas en obras suyas: Scaramouche (George Sidney, 1952) y El cisne negro (Henry King, 1942). Sé que otros añadirían sin pensarlo El capitán Blood y El halcón del mar, pero es que a mí las películas de Errol Flynn nunca me interesaron demasiado, qué se le va a hacer XD. Y ahí está el problema: guardo muy buenos recuerdos; de hecho, volver a ver estas películas sigue siendo un buen entretenimiento pero asomarme a las novelas, la fuente original, siempre me tiró para atrás por temor a lo que pudiera encontrar. Sé que es algo que no pasaría si hubiese leído alguna en su momento, porque es algo que no me sucede con otras; pero también sé que, por ese mismo motivo, las voy a mirar con otros ojos. Con todo y con eso, como sé que, en este caso particular, la calidad se lo merece, tarde o temprano terminaré cayendo, que es la mejor forma de afrontar este tipo de asuntos. Se puede considerar como un propósito de Año Nuevo, lo que ya no sé es de qué año, exactamente. Pero como esto no deja de ser, al fin y al cabo, mas que una especie de diario personal del siglo XXI, aquí dejo este apunte para tenerlo presente cuando llegue el momento. ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.