Un momento

Un momento no es más que una pequeña porción de tiempo que se queda grabada en la memoria, quizás lo más parecido a detener el tiempo de que es capaz nuestra mente. Puede ser una época de nuestras vidas o un sólo instante, pero quedará fijado en el recuerdo, vivo pero estático. A veces, los propios sucesos justifican por sí solos que la memoria los guarde, fueron, sin duda, importantes; otras, en cambio, la grabadora se pone en marcha sin razón aparente. ¿No son a menudo los primeros recuerdos completamente triviales? ¿Por qué recordamos ese instante y no otro? Tando da porque, entre ambos, medio ocultos, encontramos momentos en que el botón de rec hizo clic en respuesta a nuestro propio ánimo. Se trata de esas situaciones en que nuestro tiempo parece detenido esperando una señal, una decisión, una respuesta, algo que lo haga dejar de estar en vilo, de navegar entre dos mundos. Y se nos graban esos paisajes desangelados de ciudad al caer la tarde, cuando las sombras se alargan, bailan y de repente nos tocan, o el hilo musical de algún edificio canta para nosotros y escuchamos. ¿Éramos conscientes de que estábamos aguantando el aliento?

6 comentarios:

  1. Pequeños y grandes instantes, es lo que va sumando nuestra vida, lohay de todo y para todo, pero es importante no dejar de vivirlos. Un fuerte abrazo y un genial fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Hay momentos que se graban en el fondo de nuestra mente para que podamos descifrarlos más adelante.

    ResponderEliminar
  3. Hay instantes que siempre permancen por su singularidad y hay otros que intentamos destruir y nos persiguen sin darnos tregua.La mente es así de caprichosa.

    Feliz fin de semana.Besos

    ResponderEliminar
  4. @SOLO DE INTERES Gracias, RC. :) Realmente, la mente nunca deja de sorprenderme. Lo sabe y nos lo muestra y sí, es cierto, todo es vida y sin esos momentos nos faltaría algo, aunque no les demos importancia durante nuestro día a día.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  5. @Pilar, creo que hasta que no termina algo o no lo tenemos a una distancia suficiente, se hace muy difícil conocer su verdadera dimensión. Pero ahí está.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. @Felipe, la mente tiene sus propias razones, trabaja de forma independiente a nuestra voluntad. Imposible huir de nosotros mismos.

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.