Novio a la vista (1954)

España, 1954.
Dirección: Luis García Berlanga.
Producción: Cifesa.
Productor: Benito Perojo.
Argumento: comedia original de Edgar Neville.
Guion: Edgar Neville, Juan Antonio Bardem, José Luis Colina, Luis G. Berlanga.
Música: Juan Quintero.
Fotografía: Cecilio Paniagua, Sebastián Perera, Miguel Mila, en B/N.
Decorados: Sigfredo Burman.
Montaje: Pepita Orduña.
Duración: 82 minutos.

Reparto: Josette Arno (Loli), Jorge Vico (Enrique), Antonio Vico, José María Rodero, Alicia Altabella, José Luis López Vázquez, Julia Caba Alba, Irene Caba Alba, Julia Lajos, Antonio Riquelme, Fernando Aguirre, Luis Roses, Carlos Díaz de Mendoza, Mercedes M. Sampedro, Luis Pérez de León, Conchita Fernández, Josefina Bejarano, Elisa Méndez, Juanita Ginzo, Elena Monserrat, María Luisa Arias, Concha L. Silva, José Alburquerque, Mateo Guitart, Carmen Villa, Antonio Truyols, Enrique S. Guzmán, Mª Teresa Penella, Ana María Caballero, Jaime Ibrán, Rafael Membiela, Mauricio Lapena, Mª Teresa del Castillo, Federico Urquidi, Mª Dolores de la Cámara, Fernando Rujas, Juan Diéz Nicolás.

El verano de 1918 comenzó como tantos otros para los chicos, con vacaciones en la playa con la familia y el paisanaje habitual: héroes en traje de baño de cuerpo entero dispuestos a desafiar seguras neumonías, según opinión general; graves genios militares de salón que jugaban a la guerra en la playa, de la misma manera que los niños en la arena, y que cada año ascendían su graduación; extranjeras de buen ver que escandalizaban a su paso y a su pesar; las hermanas Peláez; serios señores que aparentaban ser más serios todavía y chicos que jugaban a los espías y disfrutaban del verano como ninguno de los anteriores supo nunca hacer, aunque a Enrique le quedara geografía para septiembre. Ah, sí, y los Villanueva. Ponga un Villanueva en su vida, que seguro que gana usted en glamour. ¿No me cree? Pues quienes sí lo creyeron fueron las tías de la niña Loli, que se pasaron todo el verano yendo detrás de ella para vestirla de largo y aprovechar, que nunca se sabe cuándo se puede pescar un buen partido en esta vida. Por supuesto, esta idea no les pareció igual de buena a Loli y sus amigos. ¡Qué aburridos son los mayores! Obligada a dejar los juegos de espías con Enrique y el resto, a los chicos no se les ocurrió otra cosa que escapar con ella de casa y prepararse para el asedio en las ruinas del castillo de Lindamar. Y sí, hubo batalla. Con generoso gasto en munición, piñas y cohetes, que llovió sin misericordia sobre padres, madres, tías y demás adultos que se atrevieron a pasar por allí. Los chicos ganaron la batalla y Loli pudo volver a jugar a espías con los demás. Ya habrá tiempo para crecer el año que viene. O al otro...

...Y así pasó el verano. Un verano más de tantos, ¿verdad? Eso parece a simple vista. Pero no, no es así. Con el verano cayeron imperios y esto tuvo consecuencias para Enrique y su examen de septiembre. No le importó demasiado porque seguía siendo un niño, había ganado la batalla de Lindamar, sus sueños seguían vivos. ¿Y Loli? Bueno, ya se sabe, el tiempo pasa volando y nada ni nadie es ya como era... ¿Por qué tendrán que pasar estas cosas?

20 comentarios:

  1. Olvido...

    Soy un admirador del cine de Berlanta, y esta película, que habré visto un par de veces, me encantó. Buena sipnosis, amiga.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¿Berlanta? jeje, Berlanga...

    ResponderEliminar
  3. Y así como si tal cosa, se acabó el mundo que conocían.

    Me gustó la película y cómo la contaste.
    Un placer

    ResponderEliminar
  4. Me encanta Berlanga, y más cuando los guiones son de Rafael Azcona

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Buena recomendación,cariños

    ResponderEliminar
  6. @Felix Casanova
    Gracias Felix. :) Comparto tu admiración; incluso películas menos conocidas, como es muchas veces esta, se mantienen perfectamente a pesar de los años.

    Besos.

    PD: con ge, con ge... ;)

    ResponderEliminar
  7. @Pilar
    Gracias Pilar. :) Así es, cambia todo casi sin que se den cuenta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. @Felipe Es que ahí ya entramos en el Olimpo, Felipe. ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. @fiaris Espero la disfrutes. ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Olvido, pues a mí que no me atrae Berlanga, tendré que poner más atención.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. @JRio
    Dale una oportunidad a esta, por lo menos. Quizás te haga verlo con otros ojos. ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Ahora sí, se nos cayó el imperio austrohúngaro. :( ¿Por qué tendrán que pasar estas cosas?

    ResponderEliminar
  13. Olvido, esta entrada ha cobrado actualidad.

    Un poco tarde pero ahora sí que le daré una oportunidad, aunque sea a título póstumo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. @JRio Si te digo la verdad me he sentido un poco gafe. :( Ya sé que es una tontería, pero así es. Que quede como homenaje pues.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias por compartir. Gracias por seguir. Andri

    ResponderEliminar
  16. @Andri Alba De nada Andri, gracias a ti. :) Mi falta es que soy demasiado morosa, pero nos iremos viendo. ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Olvido, sí la verdad es que parece cosa de mala suerte.

    Pero tómalo por el otro lado, una buena periodista que está en el momento exacto para la noticia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. @JRio Bueno, pues te haré caso entonces. Gracias por el detalle. :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Hey, me ha gustado leer tu comentario. Un brazo,

    Andri

    ResponderEliminar
  20. @Andri Alba Muchas gracias Andri. :D Un placer seguirte.

    Besos.

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.