Diario de un mes de mayo

Spectrolite
Sigo con la cabeza en las nubes pero de vez en cuando me dejo caer. Últimamente parece que todo pase a mi alrededor y que yo esté plantada en el suelo. Una pura contradicción, casi como una de esas pesadillas en que una quiere salir corriendo hacia algún lugar y no es capaz. Me repito, lo sé y lo siento. :( A pesar de todo, hay momentos en que la casualidad me da un respiro y me doy de bruces con algo a lo que merece la pena dejar calar hondo, tan eterno y tan actual. Hay cosas que no cambian, por mucho que les quieran dar un barniz moderno. Ahora que lo cabal parece ser preocuparse solo en el debe y el haber, bueno es recordarles que no cuela:
Se ha producido un error en este gadget.