Rg Veda

Seis estrellas descenderán...

Astros de las sombras que se alzarán
contra los cielos. Antes de que los hilos
del destino se enlacen, acogerás a una criatura
en tu seno, como dicta el linaje
ya extinto. Ignora qué es el bien y qué es
el mal, pero en sus manos gira la rueda
del destino que aguarda al
reino celestial.

Seis estrellas se reunirán y
será el fin del reinado del Cielo.

Pero una de ellas caerá en las sombras.
Alguien gobernará la órbita de las estrellas 
oscuras y celestiales, mas no alcanzo a
discernir quién. La llama encarnada de tu
espíritu arrasará el mal del universo.
Seis estrellas reunidas lo dominarán
todo. Nada podrá detenerlas.
Y entonces...

Destruiréis los Cielos

Durmientes

Llevaba tres días huyendo de la jauría. Durante ese tiempo, no había parado más que unas pocas veces para poder recuperar el aliento. Pero ahora no sabía qué hacer. Tras él, se extendía el miedo y, ante él, lo desconocido. Extrañas ruinas se alzaban aún desafiantes entre los árboles, y un pensamiento curiosamente lúcido cruzó como un rayo el cielo de su mente: “no importa el tiempo que aún resistan. Finalmente, desaparecerán”.

Las flechas de Anteros

En la mitología griega Anteros es la personificación del amor correspondido y la pasión, vengador del amor no correspondido. Es hijo de Afrodita y Ares. Se cuenta en una leyenda que Eros, el dios del amor, no crecía. Su madre, la diosa Afrodita, se sorprendió, así que fue a consultar al oráculo de Temis, que le respondió:

El amor no puede crecer sin pasión.

Afrodita siguió sin entender esta respuesta hasta que nació su otro hijo Anteros y lo dio a su hermano Eros, que estaba solo, como compañero de juegos.
Se ha producido un error en este gadget.